LA VIRGEN DEL PULPO segunda edicion

MonCoeur
Este cuadro es especial.
Este cuadro lo ideé, lo pinté y se lo dediqué a mi padre
lo creé para y por él, en agradecimiento.
A mi padre le gustan mucho las representaciones de la madre de Cristo
y de ahí surgió la idea de hacerle una exclusiva para él,
aunque por supuesto, a mi estilo.
Quienes me conozcan, habrán compartido parte de este cuadro,
lo habrán sufrido, lo habrán visto nacer, evolucionar, cobrar vida.
Mi padre no entendía porqué la piel de la vVirgen era azul,
y yo me desviví intentando hacerle ver que si era una Virgen del Pulpo,
vivía debajo del mar, y debajo del mar su piel es azul.
Nada, no lo entendía. Y yo… empecé una segunda versión de la Virgen
más a «su gusto» ya que de todas formas era un regalo para él…
pero la Virgen tiene su propia personalidad y todos los intentos que hice
de hacerla de otro color fracasaron.
Papi, tu Virgen del Pulpo es azul.
Óleo y acrílico sobre madera

Deja una respuesta